Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.135
BANDAS SONORAS
5.742
COMPOSITORES
6.102 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

¿MIEDO A LA MELODÍA?

26/06/2019 | Por: Conrado Xalabarder | 1 comentario
DEBATE

Son varios los compositores, españoles y extranjeros, que me han hecho saber de las dificultades que tienen para escribir melodía en el género de terror y también -aunque en menor medida- en el thriller o en la Ciencia-Ficción, tanto en el cine como en la televisión. Esas dificultades vienen por lo general dadas por el rechazo de directores y también de productores que por alguna razón no quieren que la música tenga el protagonismo que sí tuvo durante tanto tiempo en el género. Creen (erróneamente) que la melodía es un recurso fácil y demasiado evidente, pero por no caer en clichés finalmente acaban llevando sus filmes a espacios demasiado comunes y tópicos.

Aplicada en el audiovisual, la melodía adquiere una identidad y significado que se corresponde a algo derivado o derivante de ese mismo contexto audiovisual: puede ser la expresión de un concepto, de un personaje, de un sentimiento de ese personaje o una emoción externa a ese personaje, entre muchísimas otras posibilidades, pero por su estructura ordenada, comprensible y asumible para la audiencia, cuando se usa en el cine lo es para significar algo: no existe melodía sin algún significado. Pero sí existe música (en el cine) sin significado entendible y asumible para la audiencia: por ejemplo, la música tóxica, que genera ambientes y atmósferas enrarecidas, venenosas, que se interponen entre pantalla y espectador para perturbar su visión, cuando no alterarla, a través de lo sonoro. O según los casos la música atonal o en definitiva cualquier tipo de música que la audiencia no sea capaz de visualizar, de retener, de fisicalizar. Un ejemplo maravilloso del uso dual de melodía/no melodía en el cine de terror lo encontramos en The Conjuring (13), a la que dediqué un capítulo de Lecciones de Música de Cine, que recomiendo vivamente ver (está en la misma ficha) porque muestro un Plan B hecho por mí donde se demuestra lo que cambiaría en todos los sentidos el uso protagonista de la melodía. No es mejor ni es peor, sino diferente.

A tenor de filmes recientes como The VVitch: A New-England Folktale (15) pero también otros que, aunque no de terror buscan generar malestar e incomodidad, como The Revenant (15) o la serie televisiva Chernobyl (19) parece que evitar lo melódico garantiza una buena experiencia inmersiva a la audiencia, a la que la ausencia de melodía deja de alguna manera indefensa y a merced de la malicia del director. Pero el problema es que al final la audiencia se acostumbra a escuchar este tipo de músicas en este tipo de filmes y, por conocidas, oídas o escuchadas, les acaba dejando indiferente y se acostumbran fácilmente a su presencia, en tanto una buena melodia bien empleada y aplicada puede acabar resultando más agresiva, efectiva y devastadora que experimentaciones musicales que generen finalmente apatía. Ahora no son pocos los directores que rechazan la melodía, aunque seguramente es porque desconocen su potencial dramático y el enorme poder que puede tener para controlar y manipular a la audiencia. La melodia siempre será un recurso vivo, eficiente y operativo -siempre y cuando esté bien hecha y aplicada- y, a tenor de algunos filmes contemporáneos de pobrísimos resultados artísticos, es bastante factible pensar que esos que ahora la rechazan la aceptarán como parte esencial en la creación del terror. Que vean, si no, lo que ha hecho Bear McCreary en Child's Play (19) y aprendan a hacer cine también con la música.

Compartir en
 
Anterior
Siguiente
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: HECTOR MANUEL ROSAS CAUICH
Fecha de publicación: 27.06.2019
a la unica melodia a la que de verdad le tengo miedo es a la melodia de the omen(1976) de Jerry Goldsmith.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar