Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 20 YEARS ON INTERNET
33.792
BANDAS SONORAS
7.144
COMPOSITORES
7.187 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

UN RECITAL INCOMPLETO

09/05/2022 | Por: Conrado Xalabarder
DEBATE

Esta es la tercera entrega de la serie Bandas sonoras sobrevaloradas, donde comentamos bandas sonoras consideradas obras maestras pero que, a nuestro juicio y por distintas razones, deben ser reconsideradas.

Capítulos anteriores:

  1. North By Northwest: una persecución superficial
  2. The Lion in Winter: Lo que Barry descuidó

-------------

3. The Piano (93). Música: Michael Nyman

Ada, una mujer viuda que desde niña y sin saber por qué es muda sin realmente serlo, llega a Nueva Zelanda junto a su hija por un matrimonio concertado con un próspero granjero. Trae consigo un piano, instrumento con el que se comunica, pero el que será su marido se niega a transportarlo. El piano será rescatado por George, un vecino que establece un extraño pacto con ella: él la dejará usar su piano a cambio de que ella se deje tocar por él. Ada se resistirá al principio pero ambos terminarán amándose.

No basta con poner buena música en una película, debe ser útil y no confundir allá donde debe ser clarificadora. Y también coherente. En este análisis mostramos el uso de los dos temas más importantes de la banda sonora, los dos asociados a la personalidad de la protagonista. Uno funciona correctamente, y es coherente, pero el principal queda incompleto y no es coherente.

Compartir en
 
Anterior
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario