Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.350
BANDAS SONORAS
5.789
COMPOSITORES
6.134 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

CONCIERTO SIN LAS IMÁGENES

17/05/2019 | Por: Conrado Xalabarder

En el Festival de Música de Cine de Cracovia, que está teniendo lugar estos días, Alexandre Desplat ha puesto como condición que en su concierto no se proyecten imágenes de sus películas. Seguramente no será el único compositor que ponga esta exigencia, del mismo modo que habrá otros que no solo no tengan inconveniente sino que lo pidan. ¿Qué razón podría haber para negarse? ¿Una extravagancia, un capricho o la dignidad como compositor?

Me parece bastante razonable suponer que la razón que le ha llevado a imponer esa condición es el considerar que en un concierto con su música el único protagonismo posible es el de su música, y que no necesita el apoyo de imágenes o secuencias para poder tener vida propia en una sala de conciertos. Seguramente, lo intuyo, hasta lo considerará despreciable o algo así como un espectáculo de feria, por ponerme en máximos. ¿Por qué la música de concierto, la considerada seria, no necesita del apoyo audiovisual y la de cine sí la necesitaría para entenderse?

Creo que puedo entender y empatizar con Desplat si su idea es evitar que el concierto sea una suerte de recordatorio, un lugar donde evocar algo que no está en esa sala de concierto sino en la de cine. Porque para recordar y para evocar, ¿no está ya la propia película? Por otra parte, creo que es valiente no necesitar el apoyo de esas imágenes, un recurso para hacer el concierto más agradable, cómodo, fluido, para tener distraído al público mientras se va tocando la música. Y creo también que es honorable no aparentar que el compositor de cine, el que construye cine con su música, se convierte en un empapelador o gondolero que va pintando o acompañando imágenes que, por lo general, ni se corresponden al momento donde funciona su música. No sé si Desplat será o no favorable a lo de llevar esa conexión en concierto al nivel de la proyección y sincronización con la orquesta, pero sería interesante saber si también rechaza este formato. Creo que si es así, no sería el único.

Y si Desplat defiende la idea de que en el cine se ve cine y en el concierto se escucha música, creo que su oposición a proyectar imágenes le honra. Yo, de hecho, creo que ir poniendo imágenes de acompañamiento banaliza la música de cine.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 188
Siguiente
16/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
La edición discográfica de bandas sonoras es, ante todo, un negocio. Pero la búsqueda del negocio no justifica tener que hacer 'desaparecer' al compositor. Y mucho menos a John Debney
02/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
A pesar de todo lo avanzado, en 2019 muchos aún siguen estancados en la obsoleta idea de que la música de cine se compone para imágenes, al modo de empapelamiento.
26/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En el afán de ser considerados, algunos compositores cometen o son víctimas de excesos.
19/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En la nueva versión de The Lion King parece que Zimmer ha querido marcar territorio que siempre ha considerado propio pero que ha estado siendo ocupado por Elton John.
12/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Hay una inexistente relación entre los festivales de música de cine MOSMA y FIMUCITÉ, dos de los más importantes del mundo, algo que debe solucionarse.
de 0 a 5 Editoriales de 188
Siguiente