Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.395
BANDAS SONORAS
5.802
COMPOSITORES
6.135 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

DE MÁLAGA A TENERIFE

12/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder

Terminado MOSMA comienza el camino hacia FIMUCITÉ, festivales ambos a los que separan 1.600 kilómetros, 2 meses y otra distancia demasiado enorme como para no deber ser acortada, porque son dos eventos españoles que comparten la misma pasión, logran similares éxitos pero que son invisibles el uno para el otro.

MOSMA lleva solo cuatro ediciones frente a las trece que acumula el festival tinerfeño, aunque no puede obviarse que la presencia en Málaga de los máximos responsables de los extintos festivales de Úbeda y Córdoba hace que en su ADN haya también una larga trayectoria y veteranía. En un pasado ya lejano, alrededor de 2006, hubo incluso un tercer festival, Soncinemad, que se celebró en Madrid y los tres eventos llegaron a celebrarse en fechas muy cercanas, algo que tenía mucho de sinsentido, era muy poco práctico para los aficionados y generó una competencia innecesaria. Soncinemad no sobrevivió más allá de su segunda edición y con el tiempo los festivales restantes salieron adelante, e incluso colaboraron puntualmente aunque por razones diversas acabaron por darse la espalda.

Las causas de este distanciamiento que a día de hoy es directamente un ninguneo mutuo son largas y complejas de explicar, y yo no las conozco tan al detalle como para posicionarme, dar por buena una versión o dar y quitar razones. Se hicieron cosas mal en un lado y en el otro y se cometieron errores, porque todos los que estuvimos en primera línea durante aquellos años los cometimos y también sufrimos los de los otros. Pero también hubo grandes aciertos en los dos lados: el éxito de ambos festivales (el de FIMUCITÉ y los de Úbeda y Córdoba) pusieron a España en el epicentro de la música de cine a nivel mundial, y abrieron las puertas a que otros países europeos imitaran la fórmula. Esto es lo que debe quedar, el éxito, el trabajo bien hecho y el mero triunfo -muchas veces nada fácil- de poder existir; todo lo demás debe ser superado. Por el bien de la música de cine y de los aficionados.

La presencia en España y el poder de convocatoria de MOSMA a nivel nacional es creciente, lo que está facilitado por su vinculación al Festival de Cine Español de Málaga. No es aún, eso sí, un festival con gran proyección más allá de nuestras fronteras. FIMUCITÉ, en cambio, lleva su marca a lugares como el Festival de Cracovia -el mejor del mundo en muchos sentidos- y colabora con ellos de modo regular. Por la cuestión insular y a pesar de haber movido sus fechas a septiembre (lo que les ha beneficiado en cuanto asistencias por ejemplo a sus talleres) sigue sin lograr convocar a los aficionados de la península o del resto del mundo por razones que además son, por obvias, inevitables.

Pero MOSMA y FIMUCITÉ son hoy en día grandes festivales, estupendamente bien organizados, con profesionales que saben hacer su trabajo y con muchísimos más motivos para la alabanza que para la crítica. Y sin embargo no hay relación alguna entre ellos. En el mundo hay conflictos que no vamos a vivir para verlos solucionados, como el de Israel con Palestina, pero este otro, que es de gente que ama lo mismo y que ofrece tanto y tan buen beneficio, debería superarse cuanto antes. Ojalá llegue el día en que veamos a los máximos responsables invitados a asistir al festival del otro. Los 1.600 kilómetros que hay de distancia de Málaga a Tenerife son insalvables, pero hay otras distancias que deberían minimizarse cuanto antes mejor.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 189
Siguiente
23/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Fimucité ha anunciado que acoge en su programación la segunda edición de unos premios que ocultan una información importante.
16/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
La edición discográfica de bandas sonoras es, ante todo, un negocio. Pero la búsqueda del negocio no justifica tener que hacer 'desaparecer' al compositor. Y mucho menos a John Debney
02/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
A pesar de todo lo avanzado, en 2019 muchos aún siguen estancados en la obsoleta idea de que la música de cine se compone para imágenes, al modo de empapelamiento.
26/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En el afán de ser considerados, algunos compositores cometen o son víctimas de excesos.
19/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En la nueva versión de The Lion King parece que Zimmer ha querido marcar territorio que siempre ha considerado propio pero que ha estado siendo ocupado por Elton John.
de 0 a 5 Editoriales de 189
Siguiente