Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 18 YEARS ON INTERNET
29.770
BANDAS SONORAS
6.265
COMPOSITORES
6.436 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

EL ÉXITO DE FIMUCITÉ 13

30/09/2019 | Por: Conrado Xalabarder

Ayer domingo concluyó la edición 13 de FIMUCITÉ con casi la totalidad de sus pretensiones alcanzadas, algunas de ellas con notable éxito. Es consecuencia lógica y nada sorpresiva no solo de la veteranía del evento y de la probada profesionalidad y entrega de su equipo organizador sino también de haber sabido ser fieles a la línea que han venido siguiendo en sus últimas ediciones a la vez que innovando y dando espacio a actividades interesantes y necesarias.

De los conciertos programados, el de Cinema Morricone fue ofrecido dentro de la agenda del festival pero no en sus días más activos: fue un regalo a las ciudades de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) y Las Palmas de Gran Canaria. A pesar del poco interés que a priori tenía esta propuesta, un concierto sobre Morricone versionado con el piano Simone Pedroni y con la flautista Sara Andon (ya demasiado omnipresente en festivales, convendría pensar y dar oportunidades a otros solistas) puede despertar más pereza que entusiasmo entre los aficionados, pero el público respondió con sendos llenazos y estupenda acogida. Asimismo, el tradicional concierto animado y de baile, aquí fue el Let's Dance del sábado 21 en Santa Cruz de Tenerife, contó con la óptima respuesta del público.

Estos días de festival sirven de prólogo que calienta ambiente para los días fuertes, que acontecen cinco días después. Por la distancia de días estos primeros conciertos no pueden funcionar como reclamo para aficionados de otras autonomías o países, pero es inteligente que sean escogidos los menos atractivos. El primer gran concierto del festival ya en su tramo más importante no acabó de cuajar: Randy Edelman apenas llenó un tercio del aforo, según hemos contado en la crónica del mismo, y dejó cierta sensación de haber estado poco preparado. Quizás, como también explicamos, la idea era no hacer un concierto rígido y académico sino cálido, cercano, más entre amigos. El problema es que, fuera de los aficionados, casi nadie sabe quién es Randy Edelman, y probablemente una amplia parte del público no supiera ni siquiera de qué les estaba hablando.

Esto no es culpa de la organización, pues como como he dicho otras veces de ellos y también de los festivales extintos de Úbeda, de Córdoba y el de MOSMA, parece que en el ADN español está poner en sus carteles a compositores que la industria tiene marginados, cuando no olvidados: de la lista que elaboramos con los 25 compositores más olvidados, nada menos que trece de ellos han estado en festivales de nuestro país (y dos de ellos, Edelman y Christopher Young, en la edición de este año) Es, pues, una programación que comporta cierto riesgo, por lo que debe ser siempre aplaudida.

El concierto temático del viernes, Mis terrores favoritos, ha sido un evento estupendo y, como también hemos relatado en la crónica correspondiente, ha contado con la acogida magnífica del público y, no es poco relevante, el sincero agradecimiento y emoción de los compositores asistentes. Creo que este tipo de concierto es más adecuado para ser la estrella del festival, y no el de proyección + concierto que por segundo año consecutivo se celebró el sábado, básicamente porque a pesar de su impecable ejecución es un tipo de concierto demasiado de moda como para ser elevado a principal por el festival y, quizás, vaya en detrimento de la imagen del propio festival. El tiempo lo dirá.

Aparte de las charlas de compositores que tuvieron lugar en el Conservatorio durante los días de interludio entre conciertos y de los consolidados premios FIMUCINEMA, es de obligado aplauso dos eventos: en primer lugar la clase magistral de Vince DiCola ante un auditorio lleno de escolares, que hace que el festival ya no sea solo entretenimiento sino tenga utilidad social, cultural y educativa, tan necesaria en los tiempos que corren. Y la gran oportunidad, también cultural pero sobre todo estimulativa, de la Joven Oquesta Fimucité, que cerró con honores esta edición. Si un festival se pone a disposición de los niños y niñas, de los y las adolescentes entonces es, además de buen festival, realmente útil.

Es importante que FIMUCITÉ mantenga esta línea y que, incluso con programación temática, conceda un espacio fijo a la música de cine española, porque es lo que debe hacer como festival español. Probablemente sea aventurado, pero les sugiero llegar a un acuerdo con SGAE para que el concierto que anualmente se presenta en el Festival de San Sebastián pueda reproducirse en fechas de festival, y gratuito como aquél.

FIMUCITÉ debe ser exigente con MUSIMAGEN si quiere seguir acogiendo sus premios (que, salvo que no cambien sus normas, solo pueden ser llamados Premios Musimagen, lo contrario lleva a confusión y engaño) Entre la primera y segunda edición FIMUCITÉ ha dejado hacer y nada se ha hecho: premios mal organizados y peor explicados, donde se nomina automáticamente a los tres que se han presentado para una categoría, etc. El editorial Premios muy poco claros (que tan mal sentó pero que contaba las verdades) fue seguido por otro, también polémico, El fracaso de Musimagen, en el que expuse sugerencias de mejora que FIMUCITÉ hará bien en procurar que se lleven a cabo. Porque un tercer año sin cambios hará evidente que la chapuza y el desinterés está inoculado en el ADN del festival y desde aquí lo denunciaremos. Si no cometen esta torpeza, y estando tan bien llevado a término el resto de sus actividades, será un éxito aún mayor.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 235
Siguiente
03/07/2020 | Por: Conrado Xalabarder
El uso de la melodía y de los temas musicales en el cine contemporáneo pasa por una extraña e injusta fase de rechazo y desconsideración, pero se trata de algo insustituible.
26/06/2020 | Por: Conrado Xalabarder
TV3 y TVE han financiado un telefilme hecho íntegramente con librerías musicales, obviando la figura del compositor/narrador. Si no se pone un cortafuegos a este tipo de prácticas el futuro puede ser muy oscuro.
19/06/2020 | Por: Conrado Xalabarder
La nueva banda sonora de Patrick Doyle con Kenneth Branagh es un escalón más en la caída hacia la nada de quienes en su día lo fueron todo.
12/06/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Williams y Morricone reciben conjuntamente el mismo premio, pero no son dos compositores iguales sino diferentes. ¿Quién ha sumado más al cine?
06/06/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Morricone y Williams reciben el Premio Princesa de Asturias a la vez que se constata lo poco que se sabe de lo mucho que hacen.
de 0 a 5 Editoriales de 235
Siguiente