Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.863
BANDAS SONORAS
5.908
COMPOSITORES
6.199 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

LA MÚSICA NO TIENE SEXO

15/03/2019 | Por: Conrado Xalabarder

En Captain Marvel, la película 21 del Universo Marvel, una mujer ha tomado las riendas musicales por primera vez, coincidiendo con el protagonismo femenino en el filme, lo que ha sido celebrado y visto como una elección natural. Algo que, precisamente, resulta perjudicial para las compositoras. Esta ha sido una gran oportunidad para la compositora de origen turco Pinar Toprak, finalista este año a nuestros Premios MundoBSO por el documental The Tides of Fate. Pero ella, como cualquier otra compositora cualificada, es perfectamente capaz de hacer saltar de pared a pared a Spider-Man o dar fortaleza al martillo de Thor. Y aquí, tal y como he comentado en la reseña de la banda sonora, en su primer blockbuster se ha topado con la realidad de tener que ajustarse a modos y formas perfectamente pautados y de obligado cumplimiento que hacen que, al final, su condición femenina sea irrelevante.

¿La contrataron por ser mujer? Hace un par de años alguien que preparaba un documental me pidió recomendarle compositoras porque quería incorporar el elemento femenino. Le di nombres de compositoras pero le hice saber lo que es más que obvio: no es posible que una mujer compositora aporte música femenina porque sencillamente no existe música femenina, ni masculina, ni tampoco homosexual, heterosexual, bisexual... hay música escrita por hombres, por mujeres, por homosexuales, heterosexuales o bisexuales, por casados o divorciados, por ateos o católicos, pero la música que todos ellos pueden hacer es música buena o música mala, es música apta o música inadecuada... música, al fin y al cabo. La sensibilidad y el talento está en la cabeza y no en los genitales, cualquiera puede hacer música dura, suave, triste o alegre siempre y cuando esté capacitado/a para ello.

Extrañamente sucede que está bastante generalizada la visión de que una mujer compositora no puede asumir el tipo de música que hacen los hombres. Sucede a escala global, pero quienes más batalla están dando son las compositoras estadounidenses, agrupadas en un colectivo llamado Aliance for Women Film Composers, que también acoge a colegas de otras nacionalidades, y cuyo esfuerzo principal se encamina a hacerse visibles en un entorno donde domina la presencia masculina, pero también a luchar contra la desigualdad laboral, de oportunidades y económica. El desconocimiento sobre lo que es la música, que trasciende el sexo y la condición sexual, hace que en la industria aún haya quienes crean que una mujer no puede ser autora de una vibrante música épica o de grandes fanfarrias (¡que escuchen a Shirley Walker o a Lolita Ritmanis!) Si se celebra como lógico y natural que una mujer haga la música para una heroína entonces se normaliza que sea el varón quien se encargue de los héroes. Y Pinar Toprak y muchas otras compositoras están absolutamente capacitadas para dejar de ser una mera lógica o una excepción.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 197
Siguiente
11/10/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En Joker la música fue creada antes para que Joaquin Phoenix la conociera y la incorporara a su interpretación. ¿Por qué no es una práctica usual en el cine?
04/10/2019 | Por: Conrado Xalabarder
La música del filme Joker, que se estrena hoy, renueva un debate que nunca acaba de darse por cerrado, y es que lo que más importa es lo que haya en la película, no fuera de ella.
30/09/2019 | Por: Conrado Xalabarder
FIMUCITÉ 13 cierra con éxitos en muchas de sus propuestas, pero también con alguna asignatura pendiente.
27/09/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Rambo: Last Blood supone la que puede ser la última ocasión en la que la música de Jerry Goldsmith suene en un filme con sentido argumental y dramático.
20/09/2019 | Por: Conrado Xalabarder
El salto al cine de John Lunn y su música para Downton Abbey muestra hasta qué punto debería ser importante entender que televisión y cine son medios diferentes.
de 0 a 5 Editoriales de 197
Siguiente