Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
31.918
BANDAS SONORAS
6.733
COMPOSITORES
6.872 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

LA PRIMERA VEZ

21/05/2021 | Por: Conrado Xalabarder

¿Quién fue el primer compositor de cine? ¿Cuál fue la primera vez que la música hizo algo más que acompañar imágenes? Tuvo que haber un primer momento, un flash, un impacto, una sorpresa (quizás monumental) de alguien probablemente mal pagado para tocar un piano en una proyección para aplacar el ensordecedor ruido de la máquina de proyección que se dio cuenta que estaba haciendo algo más que eso, que estaba aportando cosas de las que carecía la película de la que él era completamente ajeno y extraño, que añadia algo que hacía suma y que formaba un total que llegaba a la audiencia. ¿Quién fue? ¿En qué momento hubo esa revelación?

He pensado en esto (y hablado sobre ello) en una muy amena conversación que he tenido esta mañana con un amigo, el escritor de libros de cine Francisco Javier Millán, y Juan Turmo, su compañero del podcast A Window to the Score, que compartiré en MundoBSO en cuanto lo publiquen. Repetía Juan esa idea comunmente aceptada que en los orígenes para las proyecciones de películas (mudas, obviamente) los empresarios contrataban a pianistas para aplacar ese infernal ruido que hacían las máquinas de proyección y sustituirlo por un sonido algo más ameno. Seguramente fue así, pero debió haber algún momento en que un pianista se diera cuenta que tocando su piano hacía más romántica una escena, o más divertida otra, o convertía al malvado en un torpe payaso o... debió haber algún momento en que un pianista se dio cuenta que tocando su piano estaba participando muy activamente en la película y sobre todo en cómo la audiencia la iba a ver. Fue en ese primer momento donde apareció la verdadera música de cine, y ese pianista se convirtió sin saberlo en el primer compositor de cine.

¡Ojalá pudiéramos asistir a esa proyección para ver la magia de la música convertida en cine! Porque no era solo poner música romántica a un momento romántico, sino que algún héroe anónimo tomó la decisión de -química mediante- reinterpretar la partitura que le habían dado (si fuera el caso y no estuviera tocando su propia música) y determinar cómo iba a ser exactamente ese momento romántico, si melancólico, apacible, delicado o apasionado... nuestro anónimo pianista completaba la película y así se la entregaba a su audiencia. Y al pase siguiente quizás decidiera hacer otra película con distinta música, y en la película que vino después quizás se animara a ser más creativo, a jugar con el filme y a manipular a placer a los espectadores. A ese desconocido pionero no se lo agradecieron ni reconocieron lo bastante: en eso seguimos igual actualmente.

Si, la primera banda sonora oficialmente escrita para un filme fue realizada en 1908 por el francés Camile Saint-Saëns para L’assassinat du Duc de Guise, pero otras fuentes indican que el pionero fue el italiano Romolo Bacchini, en la película Malia dell’Oro, de 1906. Datos históricos que merecen ser conocidos, sin lugar a dudas (y podéis leer el artículo La música en el cine mudo para completarlos). Pero con toda seguridad años antes debió existir un pianista -o varios- que se convirtieron en trovadores, en músicos que, sin tener la más remota idea del camino que abrían, metían la música como parte orgánica de ese nuevo arte llamado el cine. Debió haber una primera vez, un primer momento, un flash, un impacto, una sorpresa y sería maravilloso poder viajar en el tiempo para ser testigo del kilómetro cero de lo que hoy es la música de cine. Ese momento tan lejano en el tiempo en el que comenzó a fraguarse una pasión que hoy sigue bien viva. ¡A ese (o esa, si era mujer) anónimo pianista le doy las gracias!

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 289
Siguiente
18/06/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Presentamos el trailer de la restauración íntegra de la banda sonora de Harry Gregson-Williams para Kingdom of Heaven (05), que fue masacrada. Ignacio Marqués Cuadra vuelve a ser el hacedor de este logro.
11/06/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Un año después de la Orden CUD/582/2020 son varios los compositores que han perdido trabajos. El objetivo necesario de la igualdad de género no ha de ser incompatible con revisar la situación y proponer mejoras.
04/06/2021 | Por: Conrado Xalabarder
La serie televisiva El inocente es probablemente el punto más bajo en la trayectoria de Fernando Velázquez. Su firma aún tan respetable puede perder valor y acabar siendo una de tantas firmas de igual trazado.
28/05/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Nicholas Britell tiene estrena película y tiene una serie televisiva recientemente estrenada. Pero el compositor que pareció haber llegado para renovar parece acomodarse en los patrones ya demasiado comunes.
14/05/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Un comentario de Billy Wilder sobre el uso de una música en una escena de un film suyo evidencia que no pocas veces los directores con conocen el alcance de sus decisiones.
de 0 a 5 Editoriales de 289
Siguiente