Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
30.896
BANDAS SONORAS
6.515
COMPOSITORES
6.686 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

LO PEOR Y LO MEJOR DE 2020

31/12/2020 | Por: Conrado Xalabarder

2020 será recordado siempre por la devastación que infringió a escala mundial la Covid-19 y que también afectó de modo muy directo en la industria del cine y por tanto al mundo de la música de cine. Desde aquí hemos intentado, y evidentemente no hemos sido los únicos, mantener nuestro rumbo y procurar que la angustia y preocupación no impidiese seguir haciendo disfrutar con la música de cine. Pero no hay duda que, desde el editorial que publicamos el 13 de marzo titulado El coronavirus lo afecta todo, el virus ha estado omnipresente. El premio a lo peor del año se lo lleva, obviamente, el coronavirus y todo el mal que ha provocado. No voy siquiera a resumirlo porque es extensa la lista de festivales, lanzamientos discográficos y de conciertos que han caído, algunos quizás para no volver a levantarse. En MundoBSO nuestro contenido principal son las reseñas, los artículos del Ágora y los editoriales, pero nuestro espacio de noticias es limitado. En este sentido y por este motivo quiero expresar mi reconocimiento a Gorka Oteiza, quien desde su fenomenal SoundTrackFest ha sido el principal encargado de ir dando parte de las muchas cancelaciones de eventos, algo tristísimo seguro que para él y también para toda la comunidad.

La muerte de Ennio Morricone el 6 de julio ha sido el otro gran mazazo del año. No por esperada, dada su venerable edad, ha sido menos dolorosa. Le escribí unas líneas de tributo en el editorial Mi llanto es por el mejor (7 de julio):

No es sorpresa que un hombre muera con 91 años, pero cuando he sabido la noticia esta mañana me he puesto a llorar, en plena calle, he roto a llorar. Por emociones encontradas: por la admiración, afecto y agradecimiento que le tengo desde que yo empecé a amar la música de cine, pero también porque yo, y la música de cine también, nos quedamos huérfanos. Solo pensar que nunca más habrá una nueva obra de Ennio Morricone es dolorosísimo. Pero si miramos lo que nos ha dejado a los que seguimos vivos solo podemos decirle: grazie, maestro.

Pero porque la muerte nos hace a todos iguales, es justo mencionar a todos los compositores que nos dejaron en 2020:

nos dejaron
Robert Cobert (19/2) 95 años Kenny rogers (21/3) 81 años Gerard Schurmann (24/3) 96 años Mariano Detto (25/3) 82 años Adam Schlesinger (1/4) 52 años
Ryo kawasaki (13/4) 73 años Ezio bosso (15/6) 48 años peter thomas (17/6) 94 años lennie niehaus (28/6) 90 años johnny Mandel (29/7) 94 años
ennio morricone (6/7) 91 años billy goldenberg (3/8) 84 años duane tatro (9/8) 93 años al kasha (14/9) 83 años frederik devreese (28/9) 91 años
ivan Vandor (15/11) 88 años kenneth V. Jones (2/12) 96 años andré Gagnon (3/12) 78 años Harold budd (8/12) 83 años claude bolling (29/12) 90 años

Lo único positivo que generó la pandemia y el confinamiento fue la eclosión de las salas de reunión virtuales que pemitían mantener contacto personal a quienes ya no podían hacerlo. Y así nació el Café MundoBSO, una idea que desde luego no era nada original (¡lo hacía todo el mundo!) y que anunciamos en Lo mejor es poder verse (26 de marzo), siendo así los primeros entre las webs de música de cine en español: al día siguiente BsoSpirit publicitó que lanzaba su propia cafetería, una iniciativa útil y necesaria sobre la que ya no hay marcha atrás. Desde que la hemos inaugurado hemos conversado sobre música de cine con compositores, directores y autores.

En 2020 hemos desgranado y comentado en varios artículos la Masterclass John Powell (8 enero) y la Masterclass Danny Elfman (18 de febrero), también hemos reseñado el libro de Sergio Hardasmal sobre Shaiman en Shaiman dérmico (24 de noviembre) -el único libro biográfico en español que ha visto la luz este año- y, sobre todo, nos hemos entregado a fondo en comentarios sobre el fundamental libro de Stephan Eicke The Struggle Behind the Soundtrack, con nada menos que doce artículos bajo el título El infierno en Hollywood (el 18 de mayo fue el primero)

Uno de los hitos de 2020 es nuestro, y aunque esté mal colocarse medallas propias, esta nos la merecemos: la restauración íntegra de la música rechazada de Gabriel Yared para el filme Troy (04), hecha desde la exquisitez y el cuidado por parte de nuestro compañero Ignacio Marqués, forma parte de lo mejor que ha sucedido este año: La Troya de Gabriel Yared (publicada por entregas desde el 5 de noviembre) resuelve de modo categórico una deuda que se tenía con el compositor libanés. Ignacio Marqués también restauró el final de la serie Masada (81) en Masada reconstruida (publicado el 17 agosto) a partir del convencimiento -creo que sobradamente demostrado- que no se había hecho bien en su momento con la música de Goldsmith, quien por aquél entonces ya no estaba implicado en la serie. En lo que a mi respecta, Ignacio se posiciona en la primera línea de los activos más relevantes de entre los que ayudan a difundir los valores de la música de cine, y es un absoluto privilegio tenerle en MundoBSO.

El concierto de John Williams en Viena es otro de los acontecimientos del año, y sin duda el más relevante en mucho tiempo. Nuestro amigo, también compositor, Gerard Pastor nos lo contó en Beethoven, Brahms... y Williams (20 enero), uno de los artículos más leídos en todo el año. Y conciertos hubo, pese a la pandemia, en MOSMA y en FIMUCITÉ, eventos ambos que se celebraron con todas las precauciones y que supieron superar todas las adversidades, y de los que dimos amplia información en crónicas. Todos, absolutamente todos sus responsables merecen el máximo reconocimiento: Juan Antonio Vigar, David Doncel (y equipo) por un lado, y Diego Navarro, Pedro Mérida (y equipo) por el otro. En MundoBSO -sin renunciar a nuestra irrenunciable voz crítica- siempre habrá espacio para quienes tanto aportan. Y tres reconocimientos más deben ser incluidos: en primer lugar a la Fundación Princesa de Asturias por la concesión del premio Princesa de Asturias a Ennio Morricone y a John Williams (le dedicamos el editorial Un premio y dos desconocidos el 6 de junio); en segundo lugar al Ministerio de Cultura por incluir a Hans Zimmer entre los galardonados con la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes; finalmente, a Luis Ivars, la Academia de Cine y RTVE por organizar y retransmitir un estupendo concierto de música de cine español con compositores vereranos (Iglesias o Gaigne, además de Amenábar) pero también emergentes (Palomares, Cardelús y Garde), que tuvo lugar el 11 de diciembre y fue emitido el 25 de este mismo mes.

El por qué este concierto no se ha incluido en el archivo A la Carta de RTVE para su disfrute público es algo que abordaremos en 2021, y en este año que entra muchas cosas buenas nos esperan: el anhelado libro sobre Miklós Rózsa de nuestro compañero Joan Bosch, la biblioteca de MundoBSO, conciertos, bandas sonoras, debates y pasión por la música de cine. Haremos lo imposible para que vuestro 2021 sea algo mejor. Hasta nunca 2020, feliz año nuevo!

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 263
Siguiente
08/01/2021 | Por: Conrado Xalabarder
El veto a incluir en el archivo online A la carta de RTVE el concierto de bandas sonoras españolas que se emitió el pasado 25 de diciembre parece responder a oscuros e insolidarios intereses particulares ajenos al bien público.
18/12/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Cada nueva obra de Hans Zimmer reaviva un debate y enfrentamiento entre dos bandos que parecen irreconciliables.
11/12/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Quartet Records -la discográfica de José María Benítez- ha anunciado la que es la edición de una banda sonora clásica más importante de este nefasto 2020.
04/12/2020 | Por: Conrado Xalabarder
En Mank, de David Fincher, la música parece buscar hacernos creer que pertenece al pasado narrado en el filme, pero a diferencia de otros ejemplos todo acaba siendo algo impostado.
27/11/2020 | Por: Conrado Xalabarder
La próxima semana la Film Symphony Orchestra da el salto a las salas de cine para poder sobrevivir a los terribles efectos del Covid y, con ello, de algún modo devuelve la música a la pantalla en blanco.
de 0 a 5 Editoriales de 263
Siguiente