Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
26.695
BANDAS SONORAS
5.621
COMPOSITORES
6.069 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

MORRICONE SI, AUNQUE TARDE

15/02/2019 | Por: Conrado Xalabarder

Este miércoles se anunció que Ennio Morricone dirigirá un concierto en Madrid y en apenas 24 horas las entradas se han agotado. El concierto forma parte de su gira por Europa y tendrá lugar en el Wizin Center (el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, con un aforo de 15.000 personas) Los precios de las entradas, entre los 65€ y los 250€, no han sido precisamente baratas pero se han vendido de modo inmediato. Una demostración del interés que despierta Morricone pero también la constatación del inexplicable error por no haberlo traído en España muchas más veces.

Algunos medios de comunicación lo han titulado como su primer y único concierto en España (La Vanguardia, por ejemplo) ignorando que estuvo en Sevilla en 1999, en Santander en 2006 y en Lorca en 2007. Morricone, para la prensa pero también para el gran público, era hace unos años un compositor que despertaba poca devoción, al menos a este nivel de audiencia masiva. Sin embargo, gracias a sus trabajos con Tarantino, a los dos Oscar recibidos, a la simpatía por su ancianidad, al efecto despedida y al impacto de sus otros conciertos le ha convertido en lo más parecido a una rock star, y con ello y por ello los auditorios y salas de concierto ortodoxas han resultado espacios insuficientes para ubicar a toda la gente que quiere verle. Porque ahora todo el mundo quiere ver a Morricone en concierto, incluso quienes no sabrían ni citar cinco bandas sonoras suyas.

Las cifras son de vértigo: en su gira ya ha superado las 600.000 entradas vendidas, y estas no son baratas. Un éxito empresarial incuestionable que el propio Morricone afirmó hacer pese al enorme esfuerzo para dejar a su familia recursos económicos. Hay, es evidente, un factor sentimental en todos estos conciertos, pero también un factor cultural que no se puede desdeñar: escuchar la música de un genio con una orquesta y coros en vivo, dirigidos por el propio genio es suficiente motivo de celebración, aunque no sea en las condiciones más adecuadas. Yo estuve en el concierto que dio en Nimes (Francia) con el mismo repertorio que se interpretará en Madrid (aquí mi comentario) y no hay que ser purista ni ultramontano para comprender que no es lo mismo escuchar música sinfónica en una sala de concierto que en un lugar al aire libre donde la amplificación, por buena que sea, mata muchos matices, porque no es lo mismo un concierto de rock que uno sinfónico. De hecho, el repertorio elegido no es el más adecuado para el lugar: será imponente (si la buena amplificación lo permite) escuchar The Mission (86) pero estos escenarios diluyen la magia y los matices instrumentales de, por ejemplo, La classe operaia va in Paradiso (71) o Bugsy (91), obras que son realmente para salas de concierto. Aún así, el programa garantiza momentos espectaculares e intensamente emotivos.

Es inexplicable e injustificable que Morricone haya tardado tanto en regresar a España. En estos más de diez años desde su última visita ha pisado escenarios de todo el mundo. No venir a España no ha sido por su voluntad sino por la falta de interés que ha habido aquí, y la excusa de costes y honorarios no ha sido excusa en países mucho más modestos que el nuestro. Sencillamente, lo ignoraron. Morricone llena auditorios pero parece ser que hasta ahora los programadores no lo sabían. El anuncio de su concierto en Madrid ha causado honda alegría entre los aficionados a la música de cine, la apabullante mayoría de los cuales jamás han tenido la oportunidad de verlo, y los que han podido lo han logrado asumiendo costosos viajes. Otros no han tenido suerte y se han quedado sin poder comprar su entrada para el concierto de Madrid. ¿Por qué razón se ha tardado tanto en traer a Morricone? La que debía haber sido una más de las varias paradas en España es ahora presentada como la única y última oportunidad (esta vez sí) para mucha gente que o bien hace doce años cuando estuvo aquí ni sabía que existía o bien para mucha otra gente que podía y debía haber tenido la oportunidad de verlo en concierto más veces.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 176
Siguiente
17/05/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En Cracovia, Alexandre Desplat ha puesto como condición para dirigir un concierto que no se proyecten imágenes de sus películas, un gesto que puede ser polémico pero que en realidad le honra.
10/05/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Hans Zimmer y Ennio Morricone triunfan con sendas giras musicales. Pero allá donde en Zimmer se elogia la sonorización de sus espectáculos, en Morricone se evidencian fallos y problemas. ¿Por qué, si ambos eventos son bastante similares?
03/05/2019 | Por: Conrado Xalabarder
La música de cine debe poder explicarse desde el propio cine, no a través de un CD porque es terreno abonado para la confusión.
26/04/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Hoy he podido hablar con tres directores ganadores del Goya sobre cómo entienden que es y para qué sirve la música en sus películas.
18/04/2019 | Por: Conrado Xalabarder
La película Bikes, que se estrena hoy, muestra hasta qué punto una mala mezcla sonora puede dar al traste artístico con un trabajo que ha llevado hacer mucho tiempo.
de 0 a 5 Editoriales de 176
Siguiente