Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 20 YEARS ON INTERNET
34.272
BANDAS SONORAS
7.234
COMPOSITORES
7.238 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

EL CAOS DE JORDAN PEELE

19/08/2022 | Por: Conrado Xalabarder

Jordan Peele tiene tres películas como director y las tres tienen en común un caos musical que es evidentemente deliberado. Sé que nado contracorriente pero a mi las suyas me parecen propuestas atrevidas e interesantes por ser poco ortodoxas. Quizás sean resultado del cálculo de un director que sabe manejar la música en el cine, o quizás sea consecuencia del azar de quien no controla el escurridizo elemento musical pero que finalmente logra obtener buenos resultados (que, a mi parecer, lo son) con las músicas de Michael Abels. Tengo la impresión, pero no la certeza, de que es más de lo primero que de lo segundo, pero en cualquier caso la música en el cine de Peele despierta mi interés.

Escribo esto sin haber podido ver aún Nope (22), aunque en la música está bien expuesta la estructura caótica que expongo y que creo -aquí no puedo poner la mano en el fuego- que dará lugar a un filme con muchas cosas que defender en lo que a aplicación musical se refiere. Pero habrá que verlo, nunca mejor dicho.

A mí me encantó Get Out (17), siempre la he visto como un remake a lo bestia de Guess Who's Coming to Dinner (67) pero en la América involucionada de Donald Trump, la que sigue siendo profundamente clasista y racista pero que guarda las apariencias hasta que muestra su verdadero rostro. Recuerdo una memorable frase del anfitrión -el Spencer Tracy del filme- queriendo empatizar y coleguear con el Sidney Poitier de la película: By the way, I would have voted for Obama for a third term, if I could. Best President in my lifetime, hands down. En el contexto de desquiciamento y de falsas apariencias, la banda sonora de Abels cumplió muy eficientemente la función de ir contaminando el ambiente con música tóxica e irrespirable, con un tema inicial étnico -de alguna manera, representando cómo los blancos ven a sus negros- y poco después se presenta un tema de amor contaminado, inquietante, absolutamente falso e impostado. Y a partir de estas premisas, el desorden y lo imprevisible, dispuesto para generar caos, confusión y especialmente agresión.

De US (19) -lamentable que se estrenara al menos en España con el título Nosotros cuando el US hace clara referencia a United States- me gustaron menos cosas pero algunas extravaganzas son reseñables. Las referencias al Funny Games (97) de Michael Haneke o incluso una perversa cita a Alice in Wonderland (cuando el personaje interpretado por Lupita Nyongo’o atraviesa un espejo para llegar a un aterrador infierno) sirven al própósito de hincar los colmillos en el trasfondo social: el inconsciente colectivo, culpable, de una sociedad -la afroamericana- acomodada en el bienestar mientras otra sociedad -también afroamericana- sigue marginada y despreciada. A pesar de seguir los patrones usuales en el género de terror, la banda sonora deliberadamente caótica y que está donde no se la espera y donde se la espera no está juega a presenciarse en los dos lados del espejo cambiando de lugar a su antojo y para el desconcierto de la audiencia.

Tengo muchas ganas de ver y examinar Nope, en cuanto lo haya hecho seré más preciso en la reseña (la que ahora mismo hay publicada es, claro, meramente intuitiva), pero musicalmente es mucho más elaborada y compleja que las dos anteriores, y el hecho de que Peele haga que Abels mezcle Williams con Morricone y con James Newton Howard, y que sea caótica pero también muy emocional, me hace intuir que va a ser una película a la altura. Puede que me equivoque y deba cambiar mi opinión sobre el director. Pero que en estos tiempos haya un cine que me genere ganas y expectativas por el uso dramático y no convencional de la música es razón suficiente para celebrarlo. Si se confirma lo que intuyo, el caos musical en el cine de Jordan Peele va a suponer una marca propia que explicar y a la que seguir el rastro.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 361
Siguiente
30/09/2022 | Por: Conrado Xalabarder
Que la música de cine es menor y peor que la clásica es algo que se viene afirmando desde tiempos remotos, pero que la música de cine es mayor y mejor que la clásica es algo en lo que se debe seguir insistiendo, sin ceder un ápice de terreno.
23/09/2022 | Por: Conrado Xalabarder
Ayer Bear McCreary publicó un artículo donde detalla sus intenciones con los temas centrales de The Rings of Power, corroborando la práctica totalidad de lo que hemos venido avanzando en nuestras reseñas y sobre todo vídeos.
16/09/2022 | Por: Conrado Xalabarder
Hoy viernes FIMUCITÉ inaugura su 16ª edición, la más completa y normalizada desde que la pandemia arrasara con casi todo, pero desde luego no con el empeño y la ilusión de sacar este proyecto adelante.
09/09/2022 | Por: Conrado Xalabarder
Capítulo a capítulo se va desvelando la arquitectura musical de Lord of the Rings: The Rings of Power, y los caminos que abre McCreary. Es una arquitectura de inteligencia, que respeta a la audiencia a la vez que invita a su participación.
02/09/2022 | Por: Conrado Xalabarder
Los dos primeros capítulos de la serie The Lord of the Rings: The Rings of Power (22), dirigidos por J.A. Bayona y con música de Bear McCreary, muestran el conocimiento y talento del director con la música cinematográfica.
de 0 a 5 Editoriales de 361
Siguiente