Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 18 YEARS ON INTERNET
30.339
BANDAS SONORAS
6.396
COMPOSITORES
6.573 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

LA PASIÓN POR DESCUBRIR

16/10/2020 | Por: Conrado Xalabarder

La pasión que me genera la música de cine es inabarcable, sin límites y sin posible destino final. Por mucho que haya navegado en este inmenso océano nunca dejo de encontrar maravillas que me animan a no mirar únicamente hacia atrás y a seguir buscando. No me refiero solo a estupendas músicas desconocidas sino especialmente a lecciones de cine, tesoros más escasos y difíciles de hallar. Por mucho, muchísimo cine que haya podido ver, dado que hay prácticamente tantas músicas como películas (de todas las épocas y todas las partes del mundo) es imposible conocerlas todas. Sé que en ellas aún hay descubrimientos formidables por ser revelados.

Este anhelo es el principal motor que me impulsa a seguir adelante, buscando. Hace un par de semanas estuve de vacaciones por tierras burgalesas y fui a visitar el yacimiento de Atapuerca, uno de nuestros muchos Patrimonio de la Humanidad, lugar de constantes hallazgos arqueológicos. Mientras escuchaba las emocionantes explicaciones del arqueólogo que nos hacía de guía no dejaba de pensar que yo también hago eso: excavar, buscar y con paciencia y suerte encontrar. A veces intuyéndolo y casi esperándolo por estar en territorio de un director, compositor o lo que sea, y otras veces sin buscar. Y cuando sucede esto la emoción es indescriptible.

Esta semana me ha pasado nuevamente y aún sigo impactado por el hallazgo. No es por la película -muy conocida- sino por la lección de cine que hay en ella, sobre la que nadie había reparado. Lo he expuesto en el artículo científico Música para solapar, música para silenciar, y sorprendente y tristemente se me ha querido impedir el poder mostrarlo: por vez primera en YouTube -tras el bloqueo automático- no se han aceptado mis impugnaciones. ¿Tiene sentido censurar aquello que se expone para aportar y sumar al conocimiento? Pues es la realidad en la que vivimos los arqueólogos de la música de cine, cuando nos dedicamos a esto. He sorteado ese impedimento y el vídeo ya puede verse.

Queda mucho por recorrer, y muchísimo más por descubrir y por aprender. El cine mudo -que es el yacimiento donde he encontrado este tesoro- no es uno sino dos: el real y el re-creado, lo que hace que sus películas puedan duplicarse o llegar a triplicarse. De este tema escribiré esta semana un artículo para el Ágora, con mis propias reflexiones. Hay mucho conocido, sabido, estudiado y valorado. Sobre ello hablo usualmente en mis charlas o escribo en MundoBSO. Solo espero tener muchas más veces la suerte que he tenido esta semana porque me siento casi igual que el apasionado arqueólogo de Atapuerca cuando tras limpiar con el pincel encuentra algo que sirve para explicar mucho. Sin esa pasión por descubrir no hay camino propio que recorrer.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 252
Siguiente
09/10/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Como sucede en la serie televisiva Patria el entorno de la música de cine también tiene a gente de espaldas a otras. La reconciliación, como en la serie, es lo que hace mejores a todos.
27/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
El concierto de los Premios Princesa de Asturias era una oportunidad única de dar a conocer la amplitud, diversidad y genialidad de Williams y Morricone, pero va a acabar siendo un concierto ordinario.
25/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Este fin de semana FIMUCITÉ cruzará el Rubicón más importante y difícil de cuantos jamás pudieron llegar a imaginar que habrían de cruzar.
18/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Las apariencias, en la música de cine, también engañan. Algunos compositores recurren a ellas sin necesidad, otros por necesidad, pero si apariencia y realidad son diferentes se crea una suerte de burbuja que cuanto más se infle más daño puede hacer.
14/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Que en las peores circunstancias un festival como MOSMA logre cumplir sus objetivos es motivo de celebración, de respeto y de tributo.
de 0 a 5 Editoriales de 252
Siguiente