Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 18 YEARS ON INTERNET
30.188
BANDAS SONORAS
6.367
COMPOSITORES
6.531 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

EL OSCAR DE BRIAN TYLER

18/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder

Brian Tyler nunca ha ganado un Oscar ni ha sido finalista, pero si hace un posado con uno en escena o si lo muestra con otros premios propios es probable que la gente crea que esa estatuilla es suya, que forma parte de sus triunfos profesionales. Pero él no ha ganado ningún Oscar y, salvo que sea un regalo de otro ganador, el que exhibe en estas dos fotos en su cuenta de Facebook y que también aparece en algún vídeo es el que ganó su abuelo Walter Tyler por la dirección artística y decoración de Samson and Delilah (50) Es una estupidez cuestionar que lo exhiba con orgullo por su abuelo, que fue finalista en ocho ocasiones más, pero cuando deliberadamente se muestra (la foto del premio de YouTube es elocuente) sin mencionar en ningún momento su procedencia y a quién pertenece es claro lo que se busca, y no es una estupidez discutirlo. Porque probablemente más del 90% de la gente creerá que es suyo, esta es una maniobra que aparenta buscar bañarse en un aura de triunfador y de hombre de éxito que Tyler no necesita, pues no para de trabajar en blockbusters y de ganar cantidades ingentes de dinero. Es probable que tenga relación con el anhelo de que llegue a ser suyo alguna vez, lo que es del todo lícito. Yo no he visto, eso sí, foto alguna de John Williams posando con sus cinco Oscar, ni a otros muchos compositores. Distintas personalidades, diferentes prioridades sobre lo que se quiere enseñar de uno mismo. Es la condición humana.

Este asunto del Oscar de Tyler es, en realidad, una metáfora que traigo a colación sobre la cada vez más creciente esclavitud de la proyección de la imagen personal, para muchos fundamental, y que hace que casi llegue a ser más importante lo aparentado que lo creado. Si apariencia y realidad coincidieran, disertar sobre la apariencia sería banal, pero no lo es cuando lleva un grado mayor o menor de engaño a la gente. En España lo hemos tenido y seguimos teniendo con Lucas Vidal, protagonista de incontables entrevistas donde se subraya -creo que de modo bastante dirigido- su carrera exitosa en Hollywood con alabanzas algo hiperbólicas sobre su trayectoria en el Séptimo Arte. Es una apariencia que esconde una realidad distinta: su paso por Hollywood ha sido mucho más que discreto (resulta hasta patético que los medios señalen como culmen de su éxito el haber trabajado en Fast & Furious 6, que además es de hace ya siete años) Lamentablemente su regreso a España no ha sido por la puerta grande, a pesar de los dos Goya 2015 conseguidos por Palmeras en la Nieve (canción) y Nadie quiere la noche (música, que ni tan solo ha sido editada. Solo en MundoBSO hemos comentado este notable trabajo) Trabaja mucho, pero en su mayor parte en proyectos menores, bastantes de ellos fracasos, y aún no ha logrado alcanzar la cima profesional que a través de las entrevistas se empeña(n) en hacer creer. En su caso, y no es el único, hay una gran distancia entre apariencia y realidad.

Si apariencia y realidad son diferentes se crea una suerte de burbuja que cuanto más se infle más daño puede hacer su explosión, si llega a producirse. Los que creen la apariencia proyectada puede que se lleven una sorpresa al conocer la realidad; y para los que conocen la realidad, el compositor queda expuesto de modo hasta ridículo y afecta a su prestigio. Pero la verdad es que no son pocos los que si tuvieran el Oscar de Tyler lo aprovecharían sin dudarlo. Son muchas las necesidades, no tanta la ética.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 248
Siguiente
14/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Que en las peores circunstancias un festival como MOSMA logre cumplir sus objetivos es motivo de celebración, de respeto y de tributo.
10/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Según Gerard Schurmann, Maurice Jarre no fue el autor real de la música de Lawrence de Arabia. Si fue así, es una sorpresa y una decepción poco asumible.
04/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Un debate apasionante alrededor del uso del sonido en Tenet obliga a revalorizar y apreciar el sonido y los efectos sonoros como parte fundamental de la creación cinematográfica.
28/08/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Hay dos vertientes en la música de Tenet, una evidentemente positiva pero otra que pone en riesgo la música de cine tal y como siempre la hemos entendido.
21/08/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Que en plena pandemia tanto MOSMA como FIMUCITÉ sigan en pie allá donde tantos han caído es un logro que palía cualquier carencia en la programación.
de 0 a 5 Editoriales de 248
Siguiente