Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
31.459
BANDAS SONORAS
6.653
COMPOSITORES
6.827 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

PEQUEÑO GRAN PAUL WILLIAMS

22/02/2021 | Por: Conrado Xalabarder
CRONICAS

Comentamos una entrevista de 92 minutos del periodista Jon Burlingame al compositor Paul Williams, publicada en 2016. De esta extensa conversación resaltamos las partes más interesantes.

---------------------------

Lo bueno de componer para el cine es que hay mucho trabajo que ya está hecho. Componer es fácil: en primer lugar el guion es la Biblia, lo que escribas ha de hacer avanzar la historia hacia adelante y lo que escribas ha de ser adecuado para el personaje

Paul Williams arranca explicando sus orígenes en Nebraska, que la primera película que le impactó fue With a Song in My Heart (52) y que sus primeros tanteos con la música fue cantando, lo que hizo hasta que teniendo trece años su padre, alcohólico, murió en un accidente de automóvil. Fue a vivir con su tío en California, donde quiso dejar de cantar y convertirse en actor. Participó en pequeños papeles hasta que la suerte le vino con The Chase (66): tenía ya 25 años pero interpretó un pequeño rol de adolescente. En una pausa de rodaje se puso a cantar con su guitarra y Robert Duvall -actor del filme- se le acercó y le dijo que le siguiera para mostrárselo a Arthur Penn. Al director le encantó y ordenó preparar el set para grabarle: y así en plena noche este joven que nunca había escrito una canción está en el cine. Poco después ya estaba escribiendo canciones con confianza: escucho música y escucho palabras, así que comencé a escribir.

Tras pasar por la publicidad se cruzó con The Carpenters y tuvo un gran éxito con canciones como We've Only Just Begun. Su primera gran experiencia en el cine fue Cinderella Liberty (73), para la que fue llamado para escribir canciones porque al director, Mark Rydell, le habían gustado las que ya había hecho. John Williams hizo la música y sin tener que tocar una nota él escribió la letra y la cantó. Con el compositor repetiría en The Man Who Loved Cat Dancing (73) con la canción Dream Away, que el propio Paul Williams consideró innecesaria para la película pero que consiguió éxito gracias a la versión que hizo Frank Sinatra.

Brian De Palma fue a buscarle para las canciones de Phantom of the Paradise (74), basándose en la experiencia del cantante. Un cometido para el que Williams no se sentía capacitado, pues no era el tipo de música que él había estado haciendo. De todos modos, tocando las canciones delante de De Palma este le preguntó si además quería ser el protagonista del filme, y aceptó. En Bugsy Malone (76), primer filme como director de Alan Parker, trabajó muy a gusto porque se unían dos géneros que le apasionaban: el musical y el de gángsters. La película se rodó en Inglaterra y Williams tuvo que grabar las canciones con cantantes que no eran los actores, algo de lo que se arrepiente mucho, especialmente por Jodie Foster.

Para A Star Is Born (76) Barbra Streisand le llamó pidiéndole colaboración para una canción, y le mandó el guión. Williams malinterpretó la conversación y creyó que le encomendaban todas las canciones del filme, así que se puso a ello. En una reunión, mostrando las canciones, y tras la sorpresa de Streisand y del productor, varias de ellas fueron aceptadas. Para The Muppet Movie (79) Jim Henson le dio libertad total, y de hecho le dijo que conocería las canciones el mismo día de la grabación. The Rainbow Connection fue la canción más emblemática de la banda sonora y por la que más es recordado.

Williams es especialmente emotivo en su recuerdo a Jerry Goldsmith, para quien escribió la letra de la canción Flying Dream de The Secret of NIMH (82). Estaba sumido en el infierno de las drogas y del alcohol, y su comportamiento con Goldsmith fue altivo y arrogante. Pero Goldsmith, lejos de rechazarle, le animó a escribir la canción. Tras superar una década de adicciones y ya olvidado por el cine, fueron Jim Henson y Goldsmith -este en The Sum of All Fears (02)- quienes le dieron una nueva oportunidad.

También comenta la colaboración con Gustavo Santaolalla para un musical escénico de Guillermo del Toro basado en El laberinto del fauno -del que a fecha de hoy nada se sabe-, del documental Paul Williams Still Alive (11) y su libro Gratitude and Trust: Six Affirmations That Will Change Your Life (15), ambos relacionados con su experiencia con las drogas y el alcohol, y cómo pudo renacer. Y sobre todo su labor al frente de ASCAP, desde donde defiende los derechos de los autores y compositores y que, como él comenta, ha sido junto con su recuperación lo que más feliz le hace, pues se siente útil a la gente.

Compartir en
 
Anterior
Siguiente
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario