Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
32.184
BANDAS SONORAS
6.774
COMPOSITORES
6.904 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

CONVERSACIÓN Y CONCIERTO

10/05/2021 | Por: Conrado Xalabarder
CRONICAS

Por Ignacio Marqués Cuadra

  • La conversación: Gregson-Williams en Polonia

La Academia de música Karol Lipinski de Breslavia (Polonia) organizó el pasado 4 de mayo un evento online de inscripción gratuita titulado Theater and Film Music Day, en el que el compositor Harry Gregson-Williams dio una masterclass desde su estudio en Los Angeles. Con más de cien asistentes –la mayoría, naturalmente, de Polonia– pudimos disfrutar de una conferencia de algo más de una hora de duración que consistió, en primer lugar, de una visita a los espacios de trabajo del compositor (que lleva unos años independizado del estudio de Hans Zimmer). Posteriormente, compartió su pantalla y apoyó la lección en algunos fragmentos de películas que ha compuesto, pero también en demostraciones con diversos softwares e incluso alguna interpretación al piano y sintetizador. Aunque en algunos momentos explicó el porqué de la música utilizada enfocó la lección en cómo resolver musicalmente una escena desde un punto de vista más bien funcional y técnico, sin entrar demasiado en la narrativa de la escena o de la película. De este modo, primero explicó de modo práctico la evolución musical del tema de Fiona en la saga Shrek (01). Luego habló de The Martian (15), de la que comentó que fue una de las películas con las que más ha disfrutado y mostró una de las escenas más importantes de la película en la que se producía una evolución del tema principal en un estilo Pink Floyd, versión que Ridley Scott rechazó y que pidió al compositor su reescritura para orquesta tradicional (que es la versión que podemos escuchar en la película). Dicho esto, es muy valiente por parte de Gregson-Williams que hable sin tapujos –y no es la primera vez que lo hace– sobre esta práctica de rechazar piezas o partituras enteras que, aunque es algo que no sucede con excesiva frecuencia, los compositores tienen que asumir que ocurre,
lamentablemente. Por último, el compositor habló de su estrecha colaboración con el tristemente fallecido Tony Scott y de la música que escribió para una escena trágica y otra de acción en Man on Fire (04) y Unstoppable (10), respectivamente. La charla y los materiales mostrados estaban bien preparados por parte del compositor aunque, por la brevedad, no pudo ir más allá de dar una serie de nociones técnicas y comentar unos pocos ejemplos muy funcionales en general.

  • El concierto: Díez Boscovich en Málaga

Como una suerte de preludio de la próxima edición de MOSMA –que esperamos las circunstancias permitan su normal celebración sin grandes impedimentos para los organizadores– los malagueños hemos tenido el privilegio de volver a escuchar música de cine en vivo, a pesar de lo difícil que sigue siendo la organización de un evento artístico de estas características y que, solo por su ejecución, ya se puede considerar un logro muy importante. El concierto se ha llevado a cabo en tres funciones durante los días 7,8 y 9 de mayo en el Teatro del Soho CaixaBank bajo la dirección de Arturo Díez Boscovich y ha contado con la implicación del propio Antonio Banderas (presidente y promotor de la brillante apuesta artística y cultural que supone este nuevo teatro para la ciudad). El actor y productor explicó cómo surgió este ambicioso proyecto y la arriesgadísima idea de haber formado en plena pandemia –con la ayuda de Boscovich– esta orquesta Sinfónica Pop del Soho, que ha demostrado ser muy capaz. Una iniciativa a la que, además, hay que sumar el buen tacto que han tenido los organizadores a la hora de apostar por músicos muy jóvenes, una declaración de intenciones que va en perfecta sintonía con el espíritu jovial y vitalista que transmite el teatro.

La sesión a la que tuve el placer de asistir –la del día 8– fue todo un éxito a nivel de asistencia y, la función en sí, muy cercana con el público y cargada de sorpresas y buen humor: además de dirigir, Boscovich volvió a sacar provecho de sus dotes como comunicador a la hora de transmitir ideas sobre la película o contar anécdotas, antes de la interpretación de cada pieza (una práctica que tan bien le ha funcionado en pasadas ocasiones, y así ha vuelto a suceder). Por otro lado, el programa del concierto estuvo constituido por un gran predominio de lo clásico –la pieza más moderna, de Aladdin (92)– pero apostando por la variedad y el equilibrio entre músicas muy conocidas y algunas menos conocidas (por las que también merece siempre la pena arriesgar). Y es que, hoy en día, incluso en un concierto dedicado expresamente a la música de cine, resulta todo un lujo poder escuchar al Steiner de Gone With the Wind (39), al Rota de Amarcord (73), al Broughton de Silverado (85) –con una gran interpretación del armonicista Antonio Serrano– o incluso descubrir la maravillosa música de Mon oncle (58) de Franck Barcellini y Alain Romans (que personalmente desconocía por completo). No me quiero olvidar tampoco de las composiciones concertistas que, poco a poco, va cosechando Arturo Díez Boscovich; en esta ocasión presentó una hermosa pieza que sirvió de apertura del concierto y que se titula Una celebración para el Teatro del Soho, con un marcado estilo clásico en la que el director y compositor abarca tanto lo enfático como lo lírico. Además de un buen concierto, los asistentes pudimos disfrutar de algunos momentos divertidos como ver a Boscovich apagar velas por su cumpleaños, o a Banderas dirigiendo –orquesta y público– la marcha de The Bridge on the River Kwai (57), todo ello impregnado de un sentido del humor que resulta bastante necesario estos días.

Compartir en
 
Anterior
Siguiente
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario