Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 18 YEARS ON INTERNET
30.373
BANDAS SONORAS
6.404
COMPOSITORES
6.579 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

RECUPERAR A GEORGE FENTON

31/07/2020 | Por: Conrado Xalabarder

George Fenton es uno de los compositores en activo que más olvidado ha sido por el cine. Fue mucho en los años ochenta y noventa, pero ahora es poco menos que nada. Y fue, es y seguirá siendo un espléndido compositor. ¿Por qué ya no se cuenta con él? Esta semana ha lanzado un bellísimo recopilatorio con varios de sus mejores temas interpretados al piano, The Piano Framed, y basta escucharlo para darse cuenta de la mucha muy buena y elegante música que hizo en sus largos años creando películas. Pero basta escucharlo para que duela preguntarse por qué no sigue en el candelero, en películas de prestigio, de primera categoría, que es el escenario en el que merece estar.

A sus casi setenta años de edad tiene un legado de varias obras maestras y títulos fundamentales en la cinematografía británica -su país de origen- y también norteamericana. Cinco nominaciones al Oscar, trabajos con directores como Ken Loach, Stephen Frears, Neil Jordan, Terry Gillian, Richard Attenborough... y por supuesto la vasta labor hecha en televisión en general y en los documentales de Naturaleza en particular. Con todo ello, es hiriente y le deja a uno atónito que tenga que trabajar en filmes como Cold Pursuit (19), obligado -parece bastante claro- a hacer la misma música que hacen sus inferiores para poder seguir teniendo un pie en una industria donde cada vez es más invisible.

Hace muchos años tuve la ocasión de departir con él. Me comentó que de sus cinco nominaciones al Oscar (por Gandhi -compartida con Ravi Shankar- dos por Cry Freedom -compartidas con Jonas Gwangwa-, por Dangerous Liaisons y The Fisher King, la última de ellas, en el ya lejano 1991) la única en la que había tenido posibilidades era la del filme de Frears, Dangerous Liaisons, pero el premio se lo llevó -sorpresivamente- Dave Grusin por The Milagro Beanfield War (88) Aparte de esta anécdota me comentó que las nominaciones al Oscar le abrieron las puertas a la industria norteamericana y que había decidido trabajar en ambos lados del Océano: en el Reino Unido por presupuestos mucho menores pero en mejores proyectos, y en Estados Unidos en películas comerciales pero muy bien pagadas. Igual que tantos compositores europeos.

Pero su estrella se ha apagado o, porque ya no interesa ese tipo de música, se la han apagado. Y es posible, incluso, que un porcentaje nada desdeñable de aficionados a las bandas sonoras de menos de 30 años de edad no sepan ni siquiera quién es. A ellos y ellas les digo: buscad hasta encontrar las películas The Company of Wolves (84) y Shadowlands (94), vedlas (son películas maravillosas) y apreciaréis lo mucho que hizo Fenton en y por ellas. Y luego entenderéis lo bueno que sería recuperarle para el buen cine.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 253
Siguiente
23/10/2020 | Por: Conrado Xalabarder
El estreno de The Glorias (20) nos recuerda que hubo un tiempo en que Elliot Goldenthal era uno de los compositores con más proyección mundial. ¿Qué falló?
16/10/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Por mucho cine que haya podido ver, dado que hay prácticamente tantas músicas como películas, de todas las épocas y todas las partes del mundo, es imposible conocerlas todas y por tanto hay descubrimientos por ser hallados.
09/10/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Como sucede en la serie televisiva Patria el entorno de la música de cine también tiene a gente de espaldas a otras. La reconciliación, como en la serie, es lo que hace mejores a todos.
27/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
El concierto de los Premios Princesa de Asturias era una oportunidad única de dar a conocer la amplitud, diversidad y genialidad de Williams y Morricone, pero va a acabar siendo un concierto ordinario.
25/09/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Este fin de semana FIMUCITÉ cruzará el Rubicón más importante y difícil de cuantos jamás pudieron llegar a imaginar que habrían de cruzar.
de 0 a 5 Editoriales de 253
Siguiente