Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 20 YEARS ON INTERNET
33.792
BANDAS SONORAS
7.144
COMPOSITORES
7.187 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 
6
BSO DESTACADA
DOS MUNDOS COMPATIBLES
por Conrado Xalabarder

Hoy Hans Zimmer y John Williams estrenan obras y con ambas se resalta lo diferentes que son sus mundos musicales, que de momento coexisten razonablemente bien en el medio audiovisual. Son estilos que se mantienen en un equilibrio necesario, pero.. ¿será siempre así? Es una pregunta que no poca gente se hace y es razonable planteársela y sobre todo plantearla en abierto: todo indica que la industria -que ama mucho más el negocio que el arte- considera obsoleta la música sinfónica elaborada, sutil, profunda y temática, y por el contrario prefiere músicas comerciales -incluidas las sinfónicas- que sean básicas, elementales, que gusten y que sean llamativas. La finezza da premios pero no dinero, o no tanto dinero como los fuegos de artificio. También sinfónicos.

Pero el enemigo no es Hans Zimmer sino los productores y ejecutivos que solo quieren un tipo de música lo más despersonalizada posible. Zimmer, con sus virtudes y sus defectos, ha sido siempre coherente en su afán de servir al espectáculo y respetar al cine que hace. Su creación en Top Gun: Maverick (22), que se estrena hoy en España, no es especialmente relevante ni aporta mucho en su trayectoria, pero es fiel a su mundo. Ahora mismo la señal de alarma de la fragilidad del modelo Williams se encuentra precisamente en su propio territorio, entre otros lugares en la música de la miniserie Obi-Wan Kenobi, que se estrena hoy en Disney+. Williams participa con un tema para el protagonista -estupendo como siempre en él aunque no eleva el listón de la saga-, pero era de esperar que teniéndole a él el resto de las músicas fueran también a su altura, aunque fueran hechas por otro compositor. Y sin embargo, como una operación de gato por liebre, Williams parece haber sido un mero reclamo publicitario porque la música de Natalie Holt es tan del montón, tan convencional e intercambiable con tantas otras, y además sampleada y de librería, que parece como si los que financian creyeran que el mundo de Williams es anticuado, arcaico y demasiado sofisticado para las audiencias a las que quieren atraer.

Y lo peor de todo es que es lo que creen, y este es un peligro mucho mayor porque se devalúa la música sinfónica, se la despersonaliza e industrializa. La música sinfónica ha sido siempre la más importante y predominante en la música cinematográfica y todas las otras han podido coexistir sin mayores conflictos. La música de cine seguirá viva mientras los mundos que representan los Zimmer y los Williams sean compatibles. Y para mantener este equilibrio hay que luchar ante todo para que no maten la música sinfónica como siempre la hemos entendido, vulgarizándola, haciéndola irrelevante.

EDITORIAL
PRÓXIMOS LANZAMIENTOS
WILLIAMS PRESENTA A OBI-WAN
27.05.2022

Ayer John Williams estrenó mundialmente el tema principal que ha escrito para la serie Obi-Wan Kenobi, que se emite a partir de hoy en Disney+.

Tras la destrucción de la República y el ascenso del Imperio, el maestro Jedi Obi-Wan Kenobi debe lidiar con las consecuencias de su mayor derrota: la pérdida de su amigo y aprendiz, Anakin Skywalker, a manos del lado oscuro.

NOTICIAS
BSOS
DOCTOR STRANGE EN EL MULTIVERSO DE LA LOCURA
7
manu / Estupendo Danny Elfman, que después de muchos años, ha vuelto a las andadas con uno de sus directores preferentes (Sam Raimi) y que en esta ocasión esta desatado. Se nota que tenía ganas de volver al ruedo, y han dejado que el compositor sea libre de hacer lo que le venga en gana, mostrando aún así respeto por la obra de Giacchino (de la cual hace referencias con mucho acierto), sin perder ni un ápice de la personalidad de Elfman. Como bien se explica aquí, Raimi y Elfman consiguen que la obra vayan a una, y en ese sentido, no se disfruta igual la obra viendo la película (puro Sam Raimi) que escuhándola en solitario. Además, supone una de las obras mas frescas que nos ha regalado Marvel en toda su historia. Un Elfman que se le echaba mucho de menos y que aquí esta desatado en todas sus vertientes (acción, drama, terror...). Una composición donde se nota que se lo ha pasado como un enano, tanto director como compositor.
ÚLTIMOS COMENTARIOS