Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 20 YEARS ON INTERNET
34.103
BANDAS SONORAS
7.204
COMPOSITORES
7.220 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

WILLIAMS Y LO HONORÍFICO

24/06/2022 | Por: Conrado Xalabarder

La Academia ha anunciado que concede un Oscar honorífico a Diane Warren y John Williams deja entrever que se retira del cine. Si el Oscar de honor no fuera de consolación sino por trayectoria y aportación, el Oscar debería ser para Williams. Tras trece derrotas de Warren -la última, en este mismo año-, todo aparenta que se trata de un mero resarcimiento. Personalmente sus canciones no me parecen brillantes y ninguna merecedora de la estatuilla, salvo la magnífica Nothing's Gonna Stop Us Now (aunque ese tuvo una competidora superior: (I've Had) The Time of My Life). En el cine norteamericano hay autores aún vivos creadores de temas sí realmente legendarios, como Paul Williams o el matrimonio Alan y Marilyn Bergman, aunque ella falleció en enero de este año. Su muerte sería una razón espléndida para concederles el premio de honor, por mucho que ya tengan tres Oscar: receptores del Oscar de honor habiendo sido ganadores previos del competitivo han sido, entre otros, los actores Gary Cooper, Alec Guinness, James Stewart, Sophia Loren o Sidney Poitier, si bien es cierto que se ha concedido varias veces tras nominaciones infructuosas (como a Greta Garbo, King Vidor, Barbara Stanwyck, Alex North, Gena Rowlands, Peter O'Toole, Gordon Willis, Piero Tosi o Lalo Schifrin). Pero también están los Oscar que realmente tributan el conjunto de una carrera: Buster Keaton, Stan Laurel, Edward G. Robinson, Groucho Marx o Stanley Donen, entre otros.

Puestos a compensar derrotas, creo que serían más adecuados Danny Elfman, James Newton Howard, Thomas Newman o Marc Shaiman, de momento cuatro de los grandes perdedores, pero aún tienen carrera por delante, como también Diane Warren. John Williams tiene cinco Oscar obtenidos por cinco trabajos espléndidos, pero el conjunto de su increíble aportación merece con creces un Oscar de Honor. Esta semana se ha publicado una entrevista concedida al Washington Post, la cabecera histórica a la que puso música en The Post (17). El titular es muy contundente: John Williams, 90, steps away from film, but not music, y aunque en el resumen de la entrevista no hay una declaración expresa de su retirada del cine sí hay algunas indicaciones, como que a su edad trabajar en una película le supone invertir un tiempo que ya le escasea: a estas alturas de la vida para mí es un compromiso largo. Asimismo, indica que para él hacer música de películas es como tallar una roca en tu escritorio. Mis colegas más jóvenes son mucho más rápidos que yo porque tienen equipos electrónicos y ordenadores y sintetizadores, etc. Por esa razón prefiere volcarse en la escritura de música concertista, aunque indica también que nunca le diría que no a Steven Spielberg. Es, por cierto, exactamente lo mismo que dijo Ennio Morricone con respecto a Giuseppe Tornatore: dejaba el cine, pero salvo con él.

John Williams está en la recta final de su vida, y el tiempo juega en su contra. Todos lo sabemos y todos lo lamentamos, pero noventa años son muchos años. Por supuesto podría llegar a los 100 y seguir plenamente activo (como el portugués Manoel de Oliveira, que siguió dirigiendo películas hasta unos meses antes de morir, en 2015, a los 106 años), pero lo realista es asumir que es un venerable anciano que tiene por delante ya poco camino, que para él unos meses son un tiempo precioso que quizás lo necesite más para estar con sus seres queridos, para seguir escribiendo música sin el cansancio de las producciones de cine. Williams no necesita demostrar absolutamente nada: su paso por la vida musical y cinematográfica es de una rotunda, gigantesca Matrícula de Honor. Y lo honorífico en la Academia sería darle en vida su máximo reconocimiento en forma de una estatuilla en la que se incluyan todas y cada una de las notas musicales con las que ha hecho muchísimo más grande el Cine. Diane Warren podía esperar. John Williams no tiene tanto tiempo.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 354
Siguiente
12/08/2022 | Por: Conrado Xalabarder
En la nueva película de Ron Howard el director ha apostado por un uso musical poco ortodoxo pero valiente.
05/08/2022 | Por: Conrado Xalabarder
No son pocos los aspirantes a compositores de cine que ven en los masters, talleres o cursos una puerta hacia la profesión. Un error que puede generar frustración.
29/07/2022 | Por: Conrado Xalabarder
En los tiempos que corren y en la era de internet parece ciencia-ficción que en un mismo año se publiquen en castellano más de 1.200 páginas de papel sobre Jerry Goldsmith, y aún han de venir más, en inglés.
25/07/2022 | Por: Conrado Xalabarder
El concierto homenaje a Basil Poledouris que ha tenido lugar en Los Angeles tiene aspectos muy simbólicos y significativos, que lo hacen excepcional y único.
22/07/2022 | Por: Conrado Xalabarder
Bear McCreary asume la creación musical de la serie The Lord of the Rings: The Rings of Power y con ello pone en riesgo su propia carrera profesional.
de 0 a 5 Editoriales de 354
Siguiente