Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.863
BANDAS SONORAS
5.908
COMPOSITORES
6.199 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

LA MÚSICA ES LA PELÍCULA

04/10/2019 | Por: Conrado Xalabarder

La música no es un anexo o algo externo a la película sino que es en sí también la película. Y cuando es separada de ella vuelve a su forma de música -a veces calabaza- pero deja de ser película. La música no está para acompañar imágenes o darles vida (como he respondido a José Luis Garci esta misma semana en el Ágora) y no es cierto, como se afirma a menudo, que deba además poder tener vida fuera de la película. ¿Por qué razón habría de ser así? Si uno escucha en su casa la música de Hildur Guðnadóttir para Joker -película que se estrena hoy- seguramente querrá cambiar de banda sonora para escuchar. Y tampoco creo que sean muchos los que quieran asistir a un concierto (sin proyección) para disfrutarla, salvo quizás los músicos o estudiantes de música, pero creo bastante obvio que hay mejores opciones que la de Joker para deleitarse escuchando una banda sonora. Y sin embargo, convertida en película, es ejemplar.

Dramáticamente, la música de Joker cuando es arrancada de su personaje queda vacía, porque música y personaje se retroalimentan, tal es su grado de integración: la música es más expresiva puesta sobre las facciones de Joker y Joker se explica mejor gracias a la música. Son inseparables. Y esto es así porque no es una música externa, hecha para el personaje, sino interna, que surge desde dentro del personaje. ¿Qué quedaría de esto escuchada en un CD o en un concierto?

Este no es un caso aislado, son muchas las estupendas músicas cinematográficas que lo pierden (casi) todo si son arrancadas del lugar al que pertenecen y expuestas en su desnudez. Pero no son peores o menos interesantes que las que sí se mantienen bien expuestas fuera de su contexto cinematográfico. Si la música es, como creo que es el caso, la idónea para personaje y película, ¿qué interés hay en hacerla idónea también para concierto o CD?

Y sin embargo es probable que Joker reciba algunos varapalos por no ser emotiva, por no tener melodías recordables o, simplemente, porque no acompaña bien mientras se conduce el coche. Pero la música de cine no se ha hecho para eso sino para algo que, incluso en 2019, sigue sin ser reconocido: hacer cine con ella.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 197
Siguiente
11/10/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En Joker la música fue creada antes para que Joaquin Phoenix la conociera y la incorporara a su interpretación. ¿Por qué no es una práctica usual en el cine?
30/09/2019 | Por: Conrado Xalabarder
FIMUCITÉ 13 cierra con éxitos en muchas de sus propuestas, pero también con alguna asignatura pendiente.
27/09/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Rambo: Last Blood supone la que puede ser la última ocasión en la que la música de Jerry Goldsmith suene en un filme con sentido argumental y dramático.
20/09/2019 | Por: Conrado Xalabarder
El salto al cine de John Lunn y su música para Downton Abbey muestra hasta qué punto debería ser importante entender que televisión y cine son medios diferentes.
13/09/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Contestamos unas declaraciones hechas por Carlos Saura en una revista, donde habla de música de cine.
de 0 a 5 Editoriales de 197
Siguiente